• Día Internacional de la Madre Tierra, una celebración para reflexionar. Imagen tomada de Bio Planet

El 22 de abril forma parte del calendario anual de celebraciones de la Organización de las Naciones Unidas, para conmemorar el Día Internacional de la Madre Tierra. El nombre, como Madre Tierra, es una adopción de la cosmogonía de los pueblos indígenas de todo el mundo, que han visto a la Tierra como la madre que parió a la humanidad y como proveedora de toda clase de recursos para la existencia humana y de las demás formas de vida. Muchos pueblos indígenas, carentes de los conocimientos astronómicos de la ciencia moderna, han considerado la existencia de la vida como parte de un todo, como parte del Cosmos; hoy, con todo el conocimiento que existe, parece que actuamos con la concepción medieval europea en la que se creía que la Tierra era plana y el centro del Universo. Desde hace años sabemos que la Tierra es redonda y que no es el centro del Universo, ni del Sistema Solar, ni de nada. Somos un planeta, el tercero desde el Sol, que viaja a gran velocidad sobre su propio eje y en su órbita alrededor del Sol, pero que también se mueve al ritmo del sistema solar en sus giros por la Vía Láctea y esta, a la vez se mueve en el Universo como si se tratara de una nube viajera en una tarde de verano, en conjunto con miles de galaxias más. La Tierra es como una gota de rocío que pende de la punta de una hierba en una lejana montaña, al amanecer de un día soleado. Pero aquí estamos nosotros, la humanidad. Una sola humanidad por los siglos de los siglos y hasta el fin de los siglos, porque cuando la humanidad ya no exista tampoco existirá el tiempo, que ha sido nuestro gran invento para contar los días de nuestra propia existencia. Una humanidad con una historia tan reciente y efímera a la vez, pero que creemos haber existido desde siempre y lo haremos por siempre. De esto se trata el Día Internacional de la Madre Tierra, de reflexionar sobre nuestra existencia en el Planeta y en el Cosmos, así como del rol de la humanidad, como conciencia e inteligencia superior, y nuestra responsabilidad con las demás formas de vida. Podríamos pensar que son tantas las especies que existen y tan poco el contacto que tenemos con ellas, que es poco lo que podemos hacer. Pero esto no es cierto. Cientos de videos e imágenes se distribuyen a través de las redes sociales en las que se observa el impacto de las actividades humanas en la vida silvestre, desde los polos hasta los rincones más lejanos de los océanos. Todos somos responsables del deterioro del planeta, pero también todos debemos participar en la solución de los problemas. Digo conciencia e inteligencia superior, porque es también una manera de reconocer que las demás formas de vida también tienen niveles de conciencia e inteligencia diferentes a las que manifestamos los seres humanos. En este sentido, el lema adoptado por la Organización de las Naciones Unidas para celebrar el Día Internacional de la Madre Tierra es una aberración en sí mismo, pues es “Proteger nuestras especies”. Es una aberración en varios sentidos, veamos por qué: 1. El verbo que se utiliza es “proteger”, lo que implica un aislamiento absoluto para que nada ni nadie les haga daño, ni las utilice para nada, ni las explote. Nada, solo protegerlas. Cuando en realidad, siguiendo las políticas adoptadas por la misma Organización de las Naciones Unidas en Estocolmo, Suecia (1987) y en la Cumbre de Río, Brasil (1992), es promover el desarrollo sostenible, lo que implica el uso de los recursos naturales hoy de tal manera que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando de esos mismos recursos naturales. Claro está, no todas las especies son susceptibles de aprovechamiento por diversas razones, entre ellas, que estén amenazadas de extinción o que pongan en riesgo hábitats o ecosistemas. 2. La segunda palabra, “nuestras”, implica un sentido de apropiación, de pertenencia. Porque si son nuestras no pueden ser de otros, y si son nuestras significa que también otros tienen sus propias especies. Lo cierto es que las especies silvestres no deberían tener dueño, aunque los madereros y pesqueros, piensen de manera diferente. Si la presunción es cuidar las especies de cada país, entonces qué importa lo que pase con las especies de los otros países, lo cual sería un sin sentido. 3. Y la tercera palabra “especies” se refiere a todas las especies existentes en el Planeta, desde las bacterias y las amebas, hasta los elefantes, ballenas y secuoyas gigantes. Todas se merecen el cuidado necesario, tanto por su propia sobrevivencia como para la sobrevivencia humana. Dentro de estas contamos a las domésticas de granja, que no se pueden proteger, pero si cuidar durante su crecimiento y desarrollo, hasta que estén listas para cosechar o sacrificar para su consumo. Hago énfasis en “sobrevivencia humana” porque la Tierra y todas sus especies no necesitan a la especie humana, sin embargo, los humanos sí requerimos de cientos de especies, hábitats y ecosistemas para subsistir. Celebremos el Día Internacional de la Madre Tierra, con la conciencia de que fue en este Planeta, el único en que podemos afirmar categóricamente que tiene vida, donde fue parida la humanidad, aunque al día de hoy no tengamos respuestas de cómo y cuándo. El hecho es que existimos y coexistimos con miles de especies, la mayoría de ellas libres en medio del cautiverio que significa, también para los humanos, el planeta mismo. Viajamos todos en una sola nave espacial, de gran fragilidad, en donde muchas especies ya se han bajado del viaje en la estación de la extinción, mientras que otros cientos de especies se han subido en la aventura de la vida, incluyendo el ser humano que, probablemente, corra la misma suerte de extinguirse, pero mientras tanto, debemos ser conscientes de nuestra propia naturaleza como criaturas humanas y vivir respetando las demás formas de vida, empezando por la misma vida humana. Hámer Salazar, Biólogo. Grecia, Costa Rica, 20 de abril de 2019.

Me gusta 0 Me Gusta - 0 Comentarios
Copyright © 2018-2019 Agora Periódico. Todos los derechos reservados. Tel: 8923-8666
Desarrollado por Tuwebtica.com Bajo los Estándares Boostrap AdminLTE-2.3.11