Dicen que el dialogo es imprescindible en muchos aspectos de la vida, los hay en el tema de conflictos bélicos, en aspectos políticos, en situaciones difíciles como secuestros, el dialogo entre parejas, entre vecinos, en fin pueden citarse tantas cosas que se pueden lograr mediante el dialogo. Pero, un dialogo entre un Escultor y un Biólogo, pareciera que no hay nada que lograr ya que el escultor utiliza materia prima inerte, busca que su obra perdure por siempre en el tiempo y espacio. El otro caso es el Biólogo, su materia prima es viva y al igual que el escultor lucha para que sus descubrimientos convertidos en obras perduren por siempre también en tiempo y espacio. Fue en el edificio municipal de Grecia donde se encontraron el Biólogo Alberto Hamer Salazar y el Escultor Franklin Zúñiga, el dialogo entre ambos giró en torno al cantón de Grecia, la idea que requería era la de enriquecer el acerbo cultural y dejar en el parque de la ciudad el resultado de un dialogo entre un Escultor y un Biólogo. Luego del devenir entre uno y otro profesional, surgió la idea de la escultura cuya materia inerte representa a una madre de 8 hijos, es decir Grecia es una gran madre de 8 cantones (San Carlos, Zarcero, Naranjo, Valverde Vega, Upala, Los Chiles, Guatuso y recientemente Río Cuarto.) Tras conocer sobre el sobre el encuentro entre ambos Ágora consultó por separado sobre el resultado del dialogo, mismo que fue plasmado en una obra arquitectónica ubicada en el parque de Grecia, justo al costado norte del quiosco. Don Franklin Zúñiga se refirió así al concepto de su obra. Nombre: “Chibuzú” Autor: Franklin Zúñiga Jiménez Medidas: 3 metros de envergadura, 2 metros de ancho, hasta 4 metros de altura Material: Acero inoxidable Año: 2018 Concepto de la obra Corresponde a un concepto que he estado trabajando los últimos años, el que he denominado teogeometria, consiste en la matemática de dios para crear el universo, está en una idea tan antigua como contemporánea. Utilizo las formas triangulares repetidas en tres veces para representar la trinidad, símbolo de los opuestos y el punto de equilibrio o transición, que significa la evolución del pensamiento, la búsqueda espiritual, la paz, la armonía, la limpieza mental, la solidaridad, la colaboración, de un pueblo amante de la paz, el orden y la organización, pero aguerrido en la defensa de los derechos fundamentales. Utilizo la forma de grano, semilla y/o esférica para representar el universo, la maternidad, la continuidad como especie y el respeto a todo lo creado que parte de la idea de un punto, un principio y su manifestación. Presento ocho formas icónicas del nacimiento que ha dado Grecia a ocho cantones, brotados de sus entrañas. El movimiento que utiliza el viento, como elemento pasivo pero fuerte, de una Grecia siempre presente, un pueblo que supo luchar por la libertad (1856) y mantenerla como el derecho a la vida misma. En tanto Hámer Salazar explicó sobre el dialogo y el resultado final. GRECIA EL CANTON MÁS MATERNAL DE COSTA RICA Por Hámer Salazar, ticodendron@gmail.com Sin lugar a dudas, el cantón de Grecia ha sido el más maternal de Costa Rica. Si bien es cierto, este pueblo existe como tal desde el 27 de abril de 1838, su creación como cantón se dio el 24 de julio de 1867, y se extendía hasta la frontera con Nicaragua. Desde entonces, localidades como Sarchí, Naranjo, Zarcero, San Carlos, Los Chiles, Upala, Guatuso y Río Cuarto, pertenecían a Grecia. El primer hijo que se desprendió fue Naranjo, cuyo nacimiento como cantón se dio el 9 de marzo de 1886. Este cantón, en un principio estaba conformado por tres grandes poblados, como lo fueron, además de Naranjo, Zarcero y San Carlos. Posteriormente, el 26 de setiembre de 1911 nace San Carlos y el 21 de junio de 1915 surge Zarcero como nuevo cantón. Con la creación de un cantón tan grande como Naranjo, Grecia quedó dividida geográficamente, por un lado, el cantón central con los distritos de Sarchí y Río Cuarto y, por otro lado, como si fuera una isla los distritos de Los Chiles, Upala y Guatuso. Pero el tiempo, que es inexorable, pasó y 63 años después de creado el cantón de Naranjo, se crea el cantón de Valverde Vega, el 26 de octubre de 1949. Ahora la situación geográfica y administrativa de Grecia era mucho más compleja, pues su territorio quedó fragmentado. Por un lado, el distrito de Río Cuarto y por otro, seguían aislados los distritos de Los Chiles, Upala y Guatuso. Pero el tiempo, que todo lo arregla, continuó su marcha y 22 años después del nacimiento de Sarchí, justamente el 7 de marzo de 1970, Grecia tuvo un parto de trillizos, pues mediante el mismo decreto legislativo No. 5441, nacen los cantones de Los Chiles, Upala y Guatuzo. Con este nuevo panorama, Grecia quedaba con dos unidades administrativas separadas geográficamente, el distrito de Río Cuarto, en la Región Huetar Norte y el cantón central y el resto de los distritos en el Valle Central Occidental. Y así como había ocurrido con aquellos hijos, que hoy la mayoría de ellos olvidó su origen, debió parirse el último de sus hijos: el cantón de Río Cuarto, el 30 de marzo de 2017. Grecia, ya es una abuela en la historia de Costa Rica y difícilmente vuelva a parir otro cantón, pero en sus páginas conserva los recuerdos de la sangre que puso contra los filibusteros, las historias de los huleros en la zona norte, de los agricultores de hortalizas en las alturas de Zarcero, el surgimiento de la cuna de la artesanía nacional, de cafetaleros por toda la región, de cañeros y zapateros, de bueyes muchos bueyes y mulas, muchas mulas, que junto con el brazo nervudo y pujante de campesinos trabajadores, sencillos, humildes y honrados nos heredaron la patria que hoy disfrutamos.

Me gusta 0 Me Gusta - 0 Comentarios
Copyright © 2018-2019 Agora Periódico. Todos los derechos reservados. Tel: 8923-8666
Desarrollado por Tuwebtica.com Bajo los Estándares Boostrap AdminLTE-2.3.11