Con el inicio de la operación de los estacionómetros en el distrito primero del cantón de Grecia entramos en proceso de proliferación de parqueos públicos. Ya en los últimos años se habían establecido algunos y, según mi experiencia como usuario continuo de ellos, mantenían un nivel de ocupación bastante elevado. Ahora, a media mañana, están prácticamente llenos. Las personas prefieren pagar un poco más en un parqueo y obtener mayor seguridad no solo contra robo o vandalismo del vehículo sino también contra los accidentes que se puedan presentar por dejarlo parqueado en una calle pública. Mi interés en el tema, mayor aún al de la oportunidad de negocio que están aprovechando algunas personas, es el otorgamiento de la licencia municipal para su funcionamiento y adicionalmente determinar si, en mi opinión, deben pagar el impuesto a la patente. La licencia municipal es la habilitación para el funcionamiento de una actividad económica en el cantón que tiene como fin el asegurarse de que no serán perjudiciales para las personas como por ejemplo, deben contar con un permiso sanitario de funcionamiento, que cumplen con la normativa vigente tal como la Ley de igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad, Ley de construcciones, entre otros. La patente municipal es el cobro por la realización de esas actividades económicas en el cantón. Con relación al pago de patente municipal por el ejercicio de una actividad económica en un cantón, recordé un pronunciamiento de la Procuraduría General de la República en el año C-335-2006 de una consulta realizada por la Alcaldesa del Cantón de Pérez Zeledón acerca de si, conforme a la ley de impuestos municipales de su cantón, los taxis debían pagar el impuesto de patentes y una resolución del Tribunal Contencioso Administrativo (TCA), Sección II, el 680-2008, en el cual se hace referencia a si la Municipalidad de Santa Ana podía imponerle el pago de patente a los estacionamientos públicos. La resolución del TCA es directa al tema de estacionamientos públicos, pero incluí la respuesta que le da la Procuraduría a la Alcaldesa de Pérez Zeledón porque en el argumento central son idénticas. En ambos casos se examina si la actividad que pretende gravarse se encuentra entre los supuestos establecidos en sus respectivas leyes. En ambas leyes los supuestos que gravan con el impuesto de patentes se enuncian como, por ejemplo, transporte, industria, establecimientos de enseñanza privada, las comunicaciones, bancos estatales y otros más. Al mencionarlos delimita las actividades que pueden gravarse y adicionalmente, según el derecho tributario no se puede hacer por extensión o analogía. Cito un fragmento: TCASII 680-2008. “En materia impositiva rige el principio de reserva legal, según el cual la ley formal debe señalar los elementos básicos del tributo. Así lo establece, la Constitución Política (Artículo 121 inciso 13 y 11), el artículo 5 del Código de Normas y Procedimientos Tributarios en concordancia con los numerales 11, 59 y 124 de la Ley General de la Administración Pública. Lo anterior implica que en materia impositiva debe estarse al mandato expreso de la Ley, sin que sean viables las interpretaciones analógicas y extensivas, puesto que se trata de imponerle un gravamen al patrimonio del particular y este solo puede provenir de la Ley. En consecuencia, le está vedado a la Administración Municipal, la creación de los presupuestos del tributo a través del simple ejercicio de potestades administrativas. Para que la obligación tributaria exista, debe estar expresamente desarrollada por Ley, esto es, la ley N° 7245, sin que sea admisible la tesis del gobierno local el sentido de que por ser lucrativa, toda actividad que genere una ganancia debe pagar tributo aún cuando no esté expresamente gravada, pues ello implicaría una clara violación al principio de reserva de Ley. El artículo 1 de la ley N. 7245 no hace más que reconocer que las actividades lucrativas requieren patente municipal, sin embargo, el cobro correspondiente se hará conforme lo ha previsto el legislador en las normas específicas (artículos 14 y 15), entendiéndose que no existe obligación tributaria cuando la misma no esté clara y expresamente prevista.” (Subrayado y resaltado no es del original) Veamos ahora las actividades gravadas según la Ley 7947 de Impuestos Municipales del Cantón de Grecia. “ARTÍCULO 1.- Obligatoriedad del pago del impuesto. Las personas físicas o jurídicas de las áreas de comercio, industria o servicio, que se dediquen al ejercicio de actividades lucrativas en el cantón de Grecia, estarán obligadas a contar con la respectiva licencia municipal y pagarán a la Municipalidad el impuesto de patente, conforme a esta ley. ACTIVIDAD 1.- Bares, restaurantes, establecimientos financieros, correduría de bienes, cantinas, establecimientos de azar y juegos electrónicos, gimnasios, moteles, hoteles, tabernas, ventas de repuestos, clubes sociales, venta de vehículos, marisquerías, agencias de viajes y discotecas, pagarán una tarifa de dos colones (¢2,00) por cada mil colones (¢1.000,00) sobre los ingresos brutos. 2.- Tiendas, ferreterías, depósitos, industrias, servicios, licoreras, zapaterías, farmacias, fábricas, ropa, maquiladoras, buhoneros, veterinarias y sodas, pagarán una tarifa de un colón cincuenta (¢1,50) por cada mil colones (¢1.000.00) sobre los ingresos brutos. (Así reformado mediante resolución de la Sala Constitucional N° 11923-2007 del 22 de agosto del 2007.) 3.- Pulperías, supermercados, carnicerías, verdulerías, gasolineras, ingenios, taxis, servicio público de empresas de transporte remunerado de personas, imprentas, lubricentros, talleres mecánicos, industriales, de enderezado y pintura, videos, aserraderos y almacenes de abarrotes, pagarán una tarifa de un colón (¢1,00) por cada mil colones (¢1.000,00) sobre los ingresos brutos. A las actividades no detalladas en esta tabla se les aplicará una tarifa de un colón (¢1,00) por cada mil colones (¢1.000,00) sobre ingresos brutos.” Según el primer párrafo, todas las actividades comerciales, industriales o de servicio deben contar con licencia municipal lo cual es una obligación generalizada en la cual no hay duda. Diferente es con la última oración donde indica quienes pagarán el impuesto de patentes conforme a la ley. En el punto 2 se menciona “servicios” lo que podría ser el fundamento de la Municipalidad de Grecia para cobrarle a los parqueos públicos sin embargo, se ha establecido que debe ser explicito lo que se grava y no estar sujeto a la interpretación. En tal caso, estaría gravado el servicio doméstico, los servicios de reparaciones menores en fontanería, canoas, electricidad, el de reparación de calzado, el servicio de las costureras y sastres que arreglan prendas de vestir. El cobro de patente tiene reserva de ley por lo que, del análisis que realizo, los parqueos públicos no están sujetos al pago de la patente. Si la conclusión a la que he llegado es correcta, más allá del cobro fuera de la ley que pueda realizar la Municipalidad de Grecia o de la pérdida de recursos que se esté dando para el cantón, está el hecho de que la Ley 7949 es obsoleta por cuanto no incluye nuevas actividades económicas perjudicando a todos los griegos y griegas y además crea inseguridad jurídica. El Concejo y la Alcaldía deben actualizar la ley de impuestos municipales.

Me gusta 0 Me Gusta - 0 Comentarios
Copyright © 2018-2019 Agora Periódico. Todos los derechos reservados. Tel: 8923-8666
Desarrollado por Tuwebtica.com Bajo los Estándares Boostrap AdminLTE-2.3.11