Universidad Nacional abrirá centro de rehabilitación para pacientes con cáncer En 2016, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Inec), reportó la incidencia de 11.500 caso

Mediante un programa estructurado de actividad física, acompañado de especialistas de la salud y el movimiento humano, los pacientes que sufren algún tipo de cáncer tendrán la oportunidad de mejorar su calidad por medio de un centro de rehabilitación, enfocado en personas con cáncer. Dicho proyecto es impulsado por la Escuela de Ciencias del Movimiento Humano y Calidad de Vida de la Universidad Nacional (Ciemhcavi-UNA) y se espera que abra sus puertas a inicios de 2019. Luis Blanco, académico de Ciemhcavi y coordinador del proyecto Ejercicio físico para pacientes con cáncer, comentó que en este momento se encuentran en una etapa de socialización y concientización de los beneficios que traerá esta iniciativa a los enfermos con cáncer del país; el segundo paso será desarrollar un plan de actividad física estructurada y controlada para observar los efectos del ejercicio en este tipo de paciente. De setiembre a diciembre, médicos, enfermeras, fisioterapeutas y psicólogos, entre otros, de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), se capacitan en la Ciemhcavi para conocer los estudios y los mecanismos que evidencian los beneficios del ejercicio físico en la lucha contra el cáncer. Blanco explicó que cuando inicie el proyecto la población meta serán pacientes con cáncer de seno, debido a las elevadas cifras de costarricenses que lo padecen. “Nos enfocaremos en pacientes que hayan tenido una mastectomía, para poder investigar una serie de variables que eventualmente se podrían ver beneficiadas con el ejercicio”. Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante el 2017 revelaron que el cáncer es la segunda causa de muerte mundial, incluso casi alcanzado a las enfermedades cardiovasculares. Aliado vital El académico agregó que la actividad física, desde el punto de vista epidemiológico, se mira como un importante factor en la promoción de la salud y como estrategia fundamental para la prevención del cáncer. Además, en pacientes que sufren la enfermedad o se encuentran bajo los tratamientos hospitalarios se convierte en aliado esencial. “En pacientes con intervenciones de radioterapia, quimioterapia o agentes hormonales, se ha comprobado que el ejercicio físico contribuye a tolerar las secuelas de este tipo de tratamientos”. Blanco detalló que la actividad física también se vuelve un leal compañero en el paciente sobreviviente al cáncer luego del tratamiento hospitalario, pues estudios recientes demuestran que sí incide de forma positiva en la calidad de vida de las personas y reduce la probabilidad de afrontar de nuevo la enfermedad en un 30 %. Explicó que el principal mecanismo por la que el ejercicio se considera un gran aliado, obedece al efecto que tiene sobre la composición corporal. “Ese es el componente biológico más importante de la actividad física, controlar y reducir el gasto energético de la persona, pues está demostrado que a mayor cantidad de grasa corporal, aumenta el riesgo de padecer cáncer”, subrayó Blanco.

Me gusta 0 Me Gusta - 0 Comentarios
Copyright © 2018-2019 Agora Periódico. Todos los derechos reservados. Tel: 8923-8666
Desarrollado por Tuwebtica.com Bajo los Estándares Boostrap AdminLTE-2.3.11